Raices

El Desarraigo consiste en una sensación de ausencia de raíces debido a una repetición de movimiento del lugar de residencia continuo cuando el Ser no está aun consciente.

Hasta los nueve años de edad cambié de casa y colegio cada año, es como si te arrancaran las raíces de cuajo y tener que volver a crecerlas nuevamente. Despues fuí cambiando mas de veinte veces de casas y País. Una de las necesidades básicas del ser humano son las raíces y el sentimiento de Pertenencia.

Gracias, a mi crecimiento espiritual he sido capaz de dejar de sufrirlo y padecerlo. El Comprender que soy energía en movimiento y constante transformación me ha traído La Paz, que por supuesto hay que hacer por mantenerla y cultivarla.

Hoy en un descanso; miro por la ventana observo que los tejados están nevados y de un tiempo a esta parte la mujer que soy cuando no puede entender alguna cosa y llora, pues la acompaño y le enseño herramientas de Consciencia.

Todo es un reflejo de nosotros en nuestra vida, soy consciente de mi necesidad de encontrarme a mí misma en las personas que me rodean esos viajeros del mundo con un gran compromiso de sanación.

En general el desarraigo y el movimiento aportan muchas experiencias intensas y ricas para el archivo de Consciencia si sabes aprovecharlo, pero no voy a decir que es fácil, así “Como un paseo por el parque en primavera dados de la mano”. Gracias, al método de Integración puedo asistir a otras personas a vivir este viaje desde la Paz, porque ya conozco muchos de los miedos, las sombras y el cómo llenarlos de Luz.

Como todo en la vida tiene su lado maravilloso, y es que desarrollas una super capacidad de crear hogar allí donde te encuentres así como de generar todos los recursos necesarios y sabes atraer a las personas ideales a tu alrededor.

Una persona que hizo el Proceso de Integración me regalo una horquídea que ahora estoy mirando, es una flor muy interesante lo resiste casi todo y sin embargo tiene una belleza sutil y hasta misteriosa.

veronicaendevini.com