El Sueño

El otro día me desperté de una pesadilla y me encontré a mí misma en mitad de un sueño, caminaba por un bosque con plantas extrañas y lleno de especies que no conocía, que nunca había visto antes.

Me di cuenta de que había perdido mis armas  y se me había caído la armadura, estaba totalmente a merced del incierto camino entre lo que parecían ser árboles. Me sentí totalmente vulnerable pero una fuerza me empujaba hacia adelante y no podía volver atrás… Comencé a buscar algo que me fuera conocido, algo familiar y no lo encontré solamente el bosque y mi silueta vista desde arriba. 

Seguí caminando muy despacio y por el camino como tenía sed bebí agua de colores y comí plantas con sabores indescriptibles.

De repente, llegue a un cruce de caminos y me quede clavada por un tiempo sin saber cuál de ellos tomar; Hasta que una luz me envolvió e ilumino ambos caminos y me hizo comprender que daba igual, porque lo que estaba haciendo era aprender a caminar sin la defensa de mis antiguas armas y sin la protección de mi oxidada armadura. Había despertado dentro de un sueño que seguía un guíon nuevo, que no me había preparado y en el cual aún quedaba todo por descubrir.      

office

 Copyright2017.VeronicaEndevini